Motivación intrínseca y Management 3.0

Publicado por Maria Alejandra Arocha Ovalles en

La motivación es la causa que lleva al ser humano a comportarse o actuar en una circunstancia concreta de una forma determinada y no de otra.

La motivación intrínseca y extrínseca tienen una gran influencia en el comportamiento humano.

En el caso de la motivación extrínseca, esos impulsos, causas o recompensas de los actos tienen que ver con factores del mundo externo. En cambio, si se habla de motivación intrínseca es porque esos aspectos tienen que ver con el propio interés en la tarea que se realiza o con objetivos propios del individuo que realiza la acción.

El concepto de motivación intrínseca se enmarca dentro de la Teoría de la Autodeterminación (Self-determination Theory) de los años 70. Esta teoría fue propuesta y desarrollada por los psicólogos y profesores Edward L. Deci y Richard M. Ryan y se centra en la motivación que hay detrás de las elecciones del ser humano que no están condicionadas por factores externos.

Richard M. Ryan y Edward L. Deci definen la motivación intrínseca como la tendencia inherente del ser humano de salir a la búsqueda de la novedad y de retos para ampliar y ejercitar la capacidad de uno mismo, explorar y aprender.

En este tipo de motivación, la actividad que se realiza es una manera de disfrute en sí.

“Los seres humanos tienen un impulso interior innato para ser autónomos, auto-determinados, y estar conectados entre sí. Y cuando este impulso se libera, ¡las personas logran más y viven vidas más ricas!» – Daniel Pink.

Se ha demostrado que las motivaciones extrínsecas solo generan buenos resultados en trabajos repetitivos, pero para tareas que requieran una mayor actividad cognitiva las recompensas externas pueden generar resultados perjudiciales.

En las organizaciones la motivación de los empleados es muy importante y por lo que ya sabemos si queremos ser más innovadores y competitivos tenemos que buscar la manera que los empleados se sientan motivados intrínsecamente.

Técnicamente, no podemos hacer que las personas se sientan motivadas. Pero ciertamente podemos establecer las condiciones adecuadas que maximicen la probabilidad de que suceda.

La pregunta que todos se plantean es ¿cómo lo hago?

Les propongo seguir estos pasos:

1.- Conocer las motivaciones intrínsecas de los empleados de tu organización:

Para ello Management 3.0 nos proporciona el modelo CHAMPFROGS.

Este modelo se ocupa específicamente de la motivación en el contexto de la vida laboral.

Consiste en diez motivadores que son intrínsecos, extrínsecos o un poco de ambos:

Curiosidad: los trabajadores tienen muchas cosas que investigar y pensar.

Honor: los trabajadores se sienten orgullosos de que sus valores se vean reflejados en su funcionamiento.

Aceptación: los colegas aprueban lo que las personas hacen y quiénes son.

Maestría: el trabajo desafía la competencia de las personas pero está dentro de sus habilidades.

Poder: hay espacio suficiente para que los trabajadores influyan en lo que sucede a su alrededor.

Libertad: las personas son independientes de los demás con su trabajo y responsabilidades.

Relaciones: las personas tienen buenos contactos sociales con los demás en su trabajo.

Orden: los trabajadores tienen suficientes reglas y políticas para un entorno estable.

Meta: el propósito de la gente en la vida se refleja en el trabajo que hacen.

Estatus: las personas tienen una buena posición y son reconocidas por sus colegas. 

Para saber cuáles son esas motivaciones que mueven a tus trabajadores se plantea el siguiente ejercicio:

Moving Motivators

Parte 1: ¿Qué motivadores son importantes para ti? Coloque las tarjetas en el orden de izquierda (menos importante) a derecha (más importante).

Parte 2: ¿Cómo puede el cambio afectar tus motivadores? Mueva la tarjeta hacia arriba para un cambio positivo y hacia abajo para una negativa.

Parte 3: El reflejo del cambio organizacional en tus motivadores. Cuando la mayoría de tus motivadores importantes disminuyen o cuando suben los menos importantes, es posible que tengas algo que hacer por tu propia motivación.

2.- Crear modelos de crecimiento dependiendo de los resultados obtenidos

Los gerentes deben buscar formas para que los motivadores CHAMPFROGS se conviertan en propiedades sistémicas de la empresa.

De esta manera podrás obtener su máximo potencial

Por ejemplo, un laboratorio de investigación motivaría intrínsecamente a aquellos que se mueven por la curiosidad.

Cabe destacar que hacer un sistema en la que todos tus empleados están motivados no es sencillo. Hay que establecer los mecanismos necesarios para que cada quien tenga la opción de elegir la actividad con la que se sienta más a gusto y genere mayor valor a la compañía.

Para mayor información sobre las motivaciones intrínsecas o el modelo CHAMPFROGS puedes visitar la página oficial de Management 3.0: https://management30.com/ o comunicarte directamente conmigo.

Las personas son las partes más importantes de una organización y los gerentes deben hacer todo lo posible para mantenerlas activas, creativas y motivadas.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Hola! Escríbenos directamente por WhatsApp dándole click otra vez al botón de la derecha
Powered by